C/Reina 11 - 28004 Madrid - Tlf. 0034 91 522 31 20 España





facebook


Ra del Rey
está en Facebook.


Para conectar con Ra del Rey crea una cuenta en Facebook.

Regístrate

Es gratis y cualquiera puede unirse. ¿Ya tienes tu cuenta de Facebook? Entra.



Síguenos en


video publicidad

Video Ra del Rey. Espacio para las Artes

   ACTUALIDAD



   NOTICIAS




   INFORMACION

        Becas de la Fundación Torre-Pujales

 

   DONDE ESTAMOS

         C/ Reina 11 - 28004 Madrid
   Horario:
    lunes a viernes de 12 h. a 14 h. y de 18 h. a 21 h.
   Noches tematicas:
   Viernes o sabados hasta las 24 h.





Ritmos
Josep Basset
josep basset

josep basset


Tiempo sin Tiempo
Mariajosé Bagazgoitia
bagazgoitia

bagazgoitia


En la memoria
Francis Daubresse
francis daubresse

francis daubresse


20 x 20 pinacoteca de bolsillo
Colectiva de mas de 100 artistas





Líneas de Fuga
Jesús Marchante
jesus marchante

jesus marchante




















En este momento de crisis y olvido generalizado del arte, esta galería, con 20 años de historia, da un giro total porque entiende que ha llegado el momento en que el Arte debe ser gestionado con los propios artistas. Un colectivo de creadores, unidos en el Espacio de Arte Ra del Rey, en pleno centro de Madrid, se afirma en la tesis de que el Arte está por encima del comercio y de la norma, y para ello este espacio se ofrece a otras facetas artísticas como la música, la poesía, el cine, el baile, la literatura... y para ello crea sus noches temáticas, sus interespacios, y arte de guardia. Los fines de semana, hasta las doce de la noche la galería se convierte en punto de encuentro de la cultura.

Recordamos a los que nadie recuerda
Presentamos nuevas propuestas
Confirmamos valores auténticos

Estamos abiertos a contactar con creadores de cualquier ámbito, exigiendo solamente calidad.





Ra del Rey
Espacio para las Artes

presenta

 

 

APUNTES BIOGRÁFICOS

Pintar el gran teatro del mundo

daniel nicolay
Daniel Nicolay (Peralta, 1960) no se acuerda de cuándo comenzó a pintar. Tampoco sabe cuáles fueron sus primeras obras y le cuesta trabajo sistematizar y ordenar una producción artística dispersa y ecléctica, con piezas hechas siempre a medida de un espacio, pero concebidas para cambiarlo.

Pasó la juventud entre pinceles, pintando desaforadamente, y también académicamente, estudiando y copiando los clásicos y descubriendo la diversidad del arte contemporáneo. En ese camino se dejó seducir por la experimentación y la inquietud de las vanguardias, que fueron alejándolo de los lienzos y llevando su pintura hacía el universo volátil de la performance, el happening, el teatro y el cine.

Siente entonces una necesidad ineludible de alejarse de Navarra y partir hacia el sur en búsqueda de la luz costera, el calor, el color y el humor. Se instala en La Línea de la Concepción y viaja con frecuencia al norte de África, donde participa en el efervescente gueto de las artes plásticas marroquíes, escondido en las callejuelas de Tánger y en la medina de Tetuán, donde fija entonces su residencia. Fueron años de producción frenética, en los que perfecciona el oficio de pintar. La intensa luz del Atlántico y el contraste de las tonalidades vívidas del sur no abandonarían nunca más su paleta expresiva.

Corrían los eufóricos años ochenta, con la avidez de conocimiento, la curiosidad y la provocación. En ese ambiente febril de las vanguardias conoció a su mujer, sastra de profesión, cuando le encargó un traje de cuarenta kilos de hígados de cerdo –para su congelación, exposición y putrefacción–, que utilizaría en una secuencia de la película experimental Frontón - El hombre navarro va a la luna, de la que fue director artístico.

Se muda a Barcelona, y de ahí a Buenos Aires, y entre las dos ciudades su lenguaje artístico se fragua, diversifica y multiplica, encontrando su lugar en el mundo de la escenografía.

En su vida errática entre el Mediterráneo y el Atlántico, la pasión por el universo escénico lo lleva a recalar en el Teatro Real, cuando éste reabría sus puertas. La ópera, como confluencia de todas las artes, incluyendo música, drama, danza, pintura, escultura, videocreación o fotografía, estimula e inspira su creación. En los talleres del Teatro Real, junto a otros artistas, pone su invención, creatividad y oficio en la realización del atrezo y decorados de las producciones de ópera, en las que aprende de prestigiosos escenógrafos y artistas plásticos.

En el escenario, el espacio condiciona la acción. Cada objeto es funcional, decorativo y efímero, despojándose de su significado al final de cada función. Daniel Nicolay reproduce en espacios reales y cotidianos el diálogo que los actores establecen con el decorado. Pinturas murales, lienzos, tapices, telones, muebles, alfombras y todo tipo de artilugios y soluciones decorativas creados para transformar un espacio tienen un nombre propio: los crea para su familia, amigos o compañeros. Con ellos intenta conseguir un espacio más divertido u original, más bello o elegante, más acogedor o agradable. Sus piezas están entre el arte y la decoración, o en el encuentro de ambas, pero siempre pensadas para las personas en el gran teatro del mundo.




LA EXPOSICIÓN


Arte en el suelo


La exposición

Para esta primera muestra, Daniel Nicolay se ha circunscrito a motivos florales, exponiendo seis alfombras de pequeñas dimensiones, capaces de convivir en el espacio limitado de una galería de arte, en la que normalmente el suelo es invisible.

Para reforzar la mirada sobre las alfombras pintadas, el artista ha creado un espacio escenográfico, con fondo negro e iluminación escénica, muy vinculado al mundo teatral en que habita.

Las telas de algodón fueron sometidas a un tratamiento especial de imprimación, pintadas en vertical y posteriormente fortalecidas por un largo proceso de barnizado hasta adquirir la textura, contraste, brillo y color deseados.

Los motivos ornamentales elegidos se inspiraron en espacios y en personas concretas, de ahí su designación con nombres propios: Aurora, Carlos, Javier, Gracia, María y Sara. Pero las alfombras florecerán en armonía con sus nuevos espacios, recibirán de ellos otros nombres, y emanarán una luz distinta y un diferente perfume…


daniel Nicolay
fotografías: Javier del Real


La primera alfombra



Han pasado más de quince años desde que Daniel Nicolay pintó la primera alfombra para cubrir el viejo suelo de su cocina, por donde transitaba toda la familia y amigos. Tuvo que investigar y probar diferentes materiales y texturas hasta lograr un material resistente, impermeable y lavable donde estampar flores coloridas y risueñas, capaces de llenar de alegría un espacio reducido y oscuro. Con este fin utilitario y doméstico ha nacido la primera alfombra de flores, que rápidamente se convirtió en la estrella de la casa.

Después de convivir doce años con la familia, la vieja alfombra, que conservaba su frescura primigenia, fue trasladada a la pared de un dormitorio, siendo reemplazada por otra, que inmediatamente transportó la cocina a un nuevo ambiente y atmósfera.

Después de rechazar, durante muchos años, realizar nuevas alfombras, Daniel Nicolay ha decidido hacer felices a varios amigos regalándoles un suelo divertido y luminoso, un pedazo de felicidad y color. Alentado por ellos, ha decidido realizar las alfombras que se exponen ahora, fuera de su hábitat natural, para ser contempladas, a la vez que pisadas, antes de que encuentren su nuevo espacio y lo transformen.

ALFOMBRAS EN SU ESPACIO


DANIEL NICOLAY

DANIEL NICOLAY

DANIEL NICOLAY

DANIEL NICOLAY


DETALLES



















OTRAS OBRAS

















 


 
   Ra del Rey. Espacio para las Artes. C/ Reina, 11 - 28004 Madrid - Tlf. 0034 91 522 31 20 España

Ángel Aragonés  -  Mariajosé Bagazgoitia  -  Carlota Cuesta  - Jesús Marchante  -  Francis Daubresse  -  María Guerras  -  Javier Liébana  -  Elena Martín  - David Moreno  - Arnulfo Muñoz  -  Carmen Pagés  -  Marianne Paul  -  Ánxeles Penas   -  Jesusa Quirós  -  Rafaela del Rey  -   Paz Santos  -  Carmela Saro  -  Josep Basset